De una moda a un movimiento socio cultural. El trap acapara las listas de reproducción y acumula adeptos.

Este estilo de música que mezcla letras en inglés y español con efectos de autotune en las voces de sus cantantes tiene pinta de ser el estilo predominante este año y de cara al verano.

Los cantantes y grupos de trap acumulan billones de visualizaciones en Youtube y sigue en ascenso. Videos que tienen más de 500 millones de reproducciones no se pueden ignorar.  Es el centro de la escena musical urbana y cada vez tiene más adeptos. Sobre todo en la nuevas generaciones.

El trap es actualmente es una fusión entre hip hop, reggaetón y ritmos latinos y predominan los cantantes puertorriqueños y sudamericanos, por eso se podría decir que existe un trap latino que inunda todo.

Su máximo exponente es Bad Bunny. Ha roto los esquemas tanto en Youtube como en Spotify. Agota entradas y llena estadios. Chambea y Amorfoda son fenómenos sociales y en menos de una semana superan el millón de visitas.

Todo está por ver, pero parece que el trap y sobre todo el trap latino ha venido para quedarse.

Compartir en
Etiquetado en